Todo sobre el té marroquí

Té verde Gunpowder

El té marroquí o té moruno es una bebida que forma parte de la cultura del Magreb. Su preparación es un ritual que se realiza a diario, ofreciéndose a todos los invitados. No hay ninguna celebración o reunión en la que no se sirva té marroquí.

té marroquí

Se trata de una infusión sencilla a primera vista pero que requiere una serie de conocimientos para prepararla adecuadamente. El té marroquí tiene como principales ingredientes té verde tipo gunpowder, hojas de menta y azúcar.

La infusión de menta por lo general es amarga y el té la suaviza creando una bebida perfecta que gusta a todo el mundo, el té marroquí.

Historia del té marroquí

Durante muchos siglos en Marruecos se ha consumido la tradicional infusión de menta, por ser una planta autóctona. El té procedía de importaciones, por lo tanto era más caro y menos accesible. La historia del té marroquí surge por casualidad, en el siglo XVII. Los marroquíes por aquel entonces no eran grandes consumidores de té verde y por lo tanto no tenían muchas reservas.

Cuando en el siglo XVII las tropas inglesas procedentes de la guerra de Crimea atracaron en los puertos de Tánger y Mogador, las reservas de té verde empezaron a escasear. Los comerciantes de la zona, haciendo uso de la picaresca, empezaron a mezclar el té verde con la menta, para intentar vender “gato por liebre” a los ingleses. Seguramente, no pensaban que con esa pequeña pero magnífica idea iban a crear un símbolo de la cultura popular del Magreb, pero sin duda lo consiguieron. Los soldados ingleses quedaron maravillados con el té marroquí y el té verde con menta comenzó a volverse popular entre todas las clases sociales de Marruecos.

Ritual del té marroquí

En Marruecos, prepararar el té es un asunto del que se encargan los hombres. Cuando llegan huéspedes o invitados, el cabeza de familia prepara té marroquí delante de los invitados. El proceso es el siguiente:

te marroqui

Té verde tipo gunpowder

  1. Se vierte un poco de agua casi hirviendo en la tetera junto con té verde gundpowder.
  2. Esta primera agua se desecha rápidamente. Los marroquíes llaman a este paso lavar el té y sirve para disminuir el sabor amargo del té.
  3. Se vuelve a añadir agua y se deja infundir durante un minuto.
  4. Se añade menta fresca y se sumerge hasta el fondo de la tetera. Si queda arriba, el té marroquí quedará amargo.
  5. Tras esperar un minuto, se sirve a los invitados.

El azúcar tradicionalmente se mezcla de una forma muy peculiar. El maestro de ceremonia añade los terrones de azúcar y para que queden bien disueltos, vierte el té en su vaso y lo devuelve a la tetera. De esta forma consigue mezclar bien el azúcar sin remover el contenido de la tetera y puede probar el té marroquí para asegurarse de que tiene la menta y el azúcar suficiente.

Otro aspecto importante es el de conseguir espuma a la hora de servirlo. Un té marroquí con espuma es símbolo de buena suerte y fortuna, por ello se debe servir desde lo alto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recetas e Infusiones


Descarga gratis la mejores recetas para hacer con infusiones tan solo a cambio de compartir nuestro blog siguiendo este enlace: descargar en PDF

Estamos en:



Facebook Youtube Twitter
Pinterest Google + Instagram

Síguenos por correo

Comentarios recientes

    Colaboraciones y patrocinios

    En CafeTeArte nos encanta colaborar con otro medios o webs del relacionadas con infusiones, tés o cafés, Si desea hacer algún post tipo: artículo patrocinado, post de invitado (guest-post), intercambio de artículos o iniciar algún otro tipo de colaboración contacta con nosotros usando el anterior enlace o por correo a cafetearte@cafetearte.es.